Loading color scheme

Purificadores de aire con filtros HEPA: la solución para respirar tranquilo en tu centro odontológico

Los purificadores de aire pueden llegar a convertirse en uno de tus mejores aliados para minimizar los riesgos de contagio y de contaminación cruzada en tu centro de trabajo. Por eso, hoy queremos hablarte de ellos y, más en particular, de aquellos que incorporan filtros HEPA. ¿Nos acompañas?

¿Por qué es importante utilizar purificadores con filtros HEPA para climatizar la zona de trabajo?

En abril pasado, un estudio publicado en la revista científica británica The Lancet destacó el papel que juega la transmisión aérea como vector de contagio del COVID-19. De hecho, mencionó hasta diez corrientes de evidencia que apoyan la hipótesis de la transmisión a través de aerosoles. Y llegó a la conclusión de que “existe una evidencia sólida y consistente de que el virus SARS-CoV-2, causante del COVID-19, se transmite predominantemente a través del aire”.

Posteriormente, en agosto, un nuevo estudio presentado en la revista Science confirmó las semejanzas del COVID-19 con otros virus respiratorios como la gripe o el sarampión. Es más, este catalogó la transmisión aérea como la “vía de propagación más factible” y destacó el riesgo de “inhalar el mismo aire en un espacio cerrado, en lugares con mucha gente y durante una hora”. Por eso, recordó que la transmisión por inhalación de aerosoles “se infravaloró durante mucho tiempo”.

Para eliminar los aerosoles, se recomienda ventilar con frecuencia los espacios interiores, renovar el aire y utilizar sistemas de filtrado. Unas recomendaciones que se hacen más importantes, si cabe, en los entornos odontológicos, donde estas partículas en suspensión inundan el ambiente. Así lo recuerda la reputada higienista dental Leann Keefer en un artículo publicado en la revista RDH Magazine: “los aerosoles en un entorno odontológico pueden desplazarse hasta 1,2 metros del área de trabajo y permanecer suspendidos hasta 30 minutos”.

En definitiva, es importante que tanto las clínicas como los laboratorios dentales sean ventilados de forma regular y que dispongan de sistemas para renovar y/o filtrar el aire. Aspecto este último en el que intervienen los purificadores de aire con filtros HEPA.

Características principales de los filtros HEPA y sus ventajas de uso

El término HEPA es la sigla de High Efficiency Particulate Air Filter (Filtro de Partículas de Aire de Alta Eficiencia).  Así que, como su nombre indica, es un filtro que es altamente eficiente a la hora de retener las partículas suspendidas en el aire. Normalmente, consiste en una serie de fibras de tejido que se distribuyen de forma aleatoria y que, según su diseño, tienen más o menos capacidad de filtrado. Para medir esto, se toma como base la normativa EN 1822, la cual utiliza las partículas de 0,3 micras (μm) como referencia estándar.

Por debajo de la eficacia de los HEPA están los filtros EPA (de Alta Eficacia) y por encima los ULPA (de Ultra Baja Penetración). Aunque en su caso, se considera que los HEPA son plenamente eficaces para la filtración y purificación del aire en ámbitos como el sanitario. Y es que, sus dos subtipos presentan una eficacia superior al 99,9 %: los H13 están por encima del 99,95 % (solo pasan 50 partículas por cada 100.000) y los H14 son hasta diez veces más efectivos gracias a su filtración del 99,995 % (5 partículas por cada 100.000).

¿Te preguntas qué es necesario tener en cuenta a la hora de adquirir un purificador con filtro HEPA? Te mostramos aquí tres aspectos claves:

  1. Tipo de filtro HEPA, según su grado de retención. Como acabamos de ver, hay distintas catalogaciones y es importante cerciorarse de que están testados, que cumplen con el estándar europeo de filtros absolutos EN 1822-1:2020 y, por supuesto, que son HEPA por sus altos niveles de eficacia.
  2. Potencia de depuración. Un aspecto básico es conocer el área que deberán purificar. Se recomienda calcular su volumen total (multiplicando la superficie por la altura); para, a partir de ahí, consultar en las características del purificador si este tiene la suficiente potencia para limpiar todo ese espacio.
  3. Nivel sonoro. Esto no afectará a la calidad del trabajo que realice el aparato, pero sí a la comodidad de las personas que se encuentren en la clínica o laboratorio. Se recomienda escoger un purificador HEPA que sea lo más silencioso posible y que, incluso, ofrezca modos de trabajo con poco ruido. En general, una buena referencia pueden ser los 25 o 30 decibelios como nivel máximo de ruido.

Todo ello hace que las ventajas de los filtros HEPA sean las siguientes:

  • Son altamente efectivos en el filtrado de partículas presentes en el aire.
  • Garantizan la pureza del aire de los entornos en los que trabajan, algo de vital importancia en el caso de los centros y laboratorios odontológicos.
  • Reducen el riesgo de contagio por aerosoles y, por lo tanto, contienen la transmisión de enfermedades de tipo respiratorio.
  • Son duraderos. Son efectivos en un período que va de los seis meses al año, momento a partir del cual deben ser sustituidos mediante una adecuada manipulación (usando guantes y mascarilla).

¿Qué diferencia a los purificadores de aire con filtro HEPA de otros modelos?

Los purificadores son sistemas de tipo electrónico que se encargan de eliminar partículas nocivas que están suspendidas en el aire. Normalmente se componen de un ventilador que se está preparado para aspirar el aire y para llevarlo hacia sus compartimentos internos, donde se encuentran uno o varios filtros. Estos depuran los elementos contaminantes, de forma que después el propio ventilador se encarga de devolver el aire limpio al recinto de donde se recogió previamente. 

Partiendo de esta idea, es posible utilizar diferentes tipos de filtros para conseguir resultados diversos. Así, además de los HEPA (de tipo mecánico), encontramos:

  • Filtros catalíticos (UV): Emplean la luz de tipo ultravioleta para eliminar virus y bacterias que viajan en las partículas suspendidas en el aire. Esta destruye su ADN, por lo que es una buena opción para erradicar los patógenos.
  • Filtros de carbón activo: Son útiles para limpiar el aire de sustancias gaseosas contaminantes. Su carbón activado absorbe las moléculas complejas, mientras que las moléculas simples sufren un proceso de transformación denominado adsorción química.
  • Filtros electrostáticos (ionizantes): Los iones cargados electrónicamente tienen la capacidad de adherirse a las partículas contaminantes para eliminarlas. Por lo tanto, este tipo de purificadores de aire pueden emitirlos al entorno o simplemente aspiran el aire y lo hacen pasar a través de varillas metálicas que están cargadas con estas moléculas ionizantes.

En cualquier caso, en conjunción con el uso de equipos EPI, la purificación de aire a través de filtros HEPA puede ser el blindaje perfecto contra la transmisión del COVID-19 en los espacios odontológicos. Así lo confirma un reciente estudio ruso publicado en el JDR Clinical and Translational Research.

Entre los meses de mayo y agosto de 2020, este analizó la seroprevalencia del SARS-CoV-2 en 157 dentistas y asistentes dentales de tres clínicas odontológicas de la ciudad de Ekaterimburgo. La primera empleó un sistema de aspiración seco de V6000 con controladores de vacío y filtros de aire HEPA; la segunda utilizó el mismo pero de tipo semiseco; mientras que la tercera empleó una bomba de vacío de aspiración VS900 sin filtros HEPA. Y, por lo demás, los tres centros siguieron los mismos protocolos de seguridad.


Pues bien, el trabajo reveló que la tercera clínica tuvo las cifras más altas de positivos, ya que hasta el 36,6 % de sus dentistas y asistentes se contagiaron; mientras que en la primera clínica solo hubo un positivo (1,8%) y en la segunda tres (5.0 %). De esta manera, el sistema de purificación con filtro HEPA y aspiración seca fue el más seguro.

Los mejores modelos de purificadores de aire que puedes encontrar en Henry Schein Schmidt

  •  VK401: Es ideal para áreas de tamaño medio (hasta 60 m2) y está pensado para colgarse en la pared, por encima de la altura de la cabeza sentada. Ofrece una imagen elegante, compacta y poderosa, aunque sus principales virtudes están en su capacidad de neutralización: elimina el 99,9999 % de los virus con un simple paso de aire; preocupándose además de enviar aire limpio a la zona de respiración de los operadores.

VK401.jpg

Ver más sobre VK401

  • VK103: Este purificador de pie actúa sobre áreas grandes de hasta 100 m2. Pese a ello, destaca por su sencillez, porque se instala sin complicaciones, sus costes de funcionamiento son bajos y es muy fácil de mantener. Su sistema aspira el aire sucio desde su parte inferior, y tras canalizarlo y filtrarlo, lo libera a través de su comportamiento superior, situado al nivel de la respiración de los pacientes que se encuentran en espera.

VK403.jpg

Ver más sobre VK403

  • Hextio: Se trata de la solución que te ofrecemos para áreas pequeñas de hasta 20 m2. Pero que no te confunda su tamaño, porque es un purificador de aire tremendamente compacto y potente que se instala fácilmente y cuyo mantenimiento no da quebraderos de cabeza. Así, elimina los virus respiratorios y mantiene a raya tanto las alergias y como el asma; con la ventaja de que es portátil, silencioso y automático. De esta forma, es capaz de detectar por sí solo la contaminación presente en el aire y regula el flujo del ventilador hasta dejarlo totalmente limpio.

Hextio.jpg

Ver más sobre HEPA Hextio

¿Tienes dudas o necesitas ayuda?

En  Henry Schein Schmidt estamos a tu disposición para asesorarte sobre lo que necesites, así como para ofrecerte las soluciones que mejor se adapten a tu centro de trabajo. Rellena el siguiente formulario y responderemos encantados a tus dudas.

Rellenar formulario

Si te ha gustado este artículo, también te puede interesar: