Loading color scheme

Ortopantomografía o radiografía panorámica: Todo lo que debes saber

En ocasiones, para el odontólogo no es suficiente con la realización de una simple exploración visual para detectar el estado de salud bucodental de sus pacientes. Pero por fortuna, el especialista cuenta con el apoyo de la tecnología para llegar donde no lo hacen sus ojos, y de esta forma, poder completar su valoración.  Así, una de sus opciones más habituales es la conocida como radiografía panorámica dental u ortopantomografía.

¿Qué es la ortopantomografía?

Es una técnica basada en rayos X que se emplea para revisar el estado de las partes duras de la boca, como los dientes, los maxilares y las articulaciones de las mandíbulas. Y como su propio nombre indica, es una prueba de tipo panorámico y extraoral.  Esto quiere decir que desde fuera se toman varias radiografías que, posteriormente, un sistema informático trata para crear una imagen completa del interior de la boca. 

El resultado del proceso es una completa visualización 2D de todas las estructuras faciales, por lo que a pesar de carecer de tridimensionalidad, es tremendamente útil para realizar una exploración inicial de carácter general y para valorar la situación bucodental del paciente.

Descubre los mejores panorámicos dentales 2D

ORTHOPHOS SL 2D Sirona

ORTHOPHOS SL 2D Sirona

Solicitar información

CS 8100 3D

CS 8100 3D/2D

Solicitar información

panoramico hyperion x5 3d 2d M

Hyperion X5 3D/2D

Solicitar información

Ver más

 

¿En qué se diferencia del TAC Dental y del CBCT?

Es importante incidir en que la ortopantomografía no es la única opción diagnóstica para valorar el interior de la boca de un paciente. Se podría decir que esta alternativa es básica y que, en los últimos años, el TAC dental o Tomografía Axial Computerizada y el Cone Bean Computed Tomography (CBCT) se han convertido en la tendencia predominante en el sector gracias a  las ventajas que brindan.

Estas dos pruebas presentan sus propias particularidades que las hacen únicas, pero a nivel general, destacan por ofrecer resultados en tres dimensiones (3D). ¿En qué se traduce esto? En una visión más exacta y precisa, por lo que se pueden realizar estudios diagnósticos mucho más completos, y los riesgos a la hora de llevar a cabo cirugías o implantes se reducen considerablemente.

Descubre los mejores panorámicos dentales 3D o sistemas CBCT

 

ORTHOPHOS SL 3D Sirona

ORTHOPHOS SL 3D Sirona

Solicitar información

panoramico hyperion x5 3d 2d M

Hyperion X5 3D/2D

Solicitar información

Ver más

 

¿Es la radiografía panorámica dental una prueba segura?

Sí.  Como ocurre con todas las radiografías, se basa en breves emisiones de rayos X, pero hay un aspecto ventajoso que las diferencia de las radiografías intraorales comunes y de las pruebas TAC/CBCT. Y es que, por sus características, se necesita mucha menor cantidad de radiación para plasmar las imágenes y conseguir resultados óptimos.

Además, en el momento de realizar la prueba se toman medidas de seguridad para que todo salga adecuadamente. Así, por ejemplo, se solicita la retirada de objetos metálicos, joyas y abalorios que puedan interferir en la exploración, como gafas, collares, pendientes, piercings, etc. También se hace entrega al paciente de un chaleco protector de plomo, pensado para aislar tanto el cuello como el tórax de la acción de los rayos X.

Por lo demás, en lo que respecta a la ortopantomografía en niños, igualmente se trata de un sistema seguro que puede ser especialmente interesante para valorar la situación de su desarrollo bucodental.

Tan solo deberá estudiarse su empleo en el caso de embarazo porque, aunque no es una prueba que esté contraindicada, ha de ser el odontólogo quien decida si hay algún tipo de riesgo para el feto y si es fundamental para realizar el diagnóstico. En estos casos, lo habitual es que el especialista pregunte a la mujer si se ha sometido recientemente a otras pruebas radiológicas, porque durante la gestación se desaconseja exponerse a determinados niveles de radiación.

ORTOPANTOMOGRAFÍA INFOGRAFIA

¿Qué es un ortopantomógrafo?

Es la herramienta que se emplea de forma específica para llevar a cabo esta prueba, que habitualmente está a cargo de un higienista dental. Consiste en una máquina de tamaño considerable, que tiene un gran brazo rotatorio extraoral, y que se encarga de emitir los rayos X para ‘ver’ el interior de la boca del paciente.

Después de que este se haya retirado las joyas y demás objetos, se le solicita que se ponga el chaleco protector y se coloque sentado o de pie frente al ortopantomógrafo, en una posición que le sea cómoda.

La prueba dura entre 3 y 5 minutos. Durante este tiempo, el paciente debe morder una pequeña pieza, que sirve para separar ligeramente las dos mandíbulas y para fijar adecuadamente tanto la cabeza como la boca. Aquí es importante evitar cualquier tipo de movimiento, así como mantener la cabeza en una posición firme y erguida, para que la toma de imágenes radiográficas sea lo más clara posible.

Posteriormente, el ortopantomógrafo se desplazará alrededor de la cabeza y efectuará pequeñas emisiones de rayos X. El resultado será una imagen que se digitalizará en 2D, en tiempo real, y que se enviará al monitor del odontólogo. De esta forma, podrá hacer su diagnóstico de una manera rápida y eficaz.

¿Cada cuánto tiempo se puede realizar esta prueba?

Al emitir una bajísima radiación, se puede emplear incluso para realizar chequeos rutinarios de carácter anual. Sus ventajas son múltiples y esta técnica no debe ser sinónimo de preocupación a la hora de situarse ante un ortopantomógrafo.

¿Qué ventajas tiene la toma de una imagen panorámica dental?

La ortopantomografía tiene un gran valor diagnóstico, es sencilla de hacer, segura y cómoda. Permite que el odontólogo complemente las exploraciones visuales y pueda valorar con mayor precisión a sus pacientes. De ahí que sea recomendable en especialidades como la implantología, la cirugía oral, la ortodoncia o la periodoncia.

Su empleo respecto a las opciones 3D deberá ser analizado por el especialista. Pero hay cuatro aspectos básicos que, desde el principio, la convierten en una opción muy valiosa para detectar problemas de tipo óseo o dental, como caries, patologías periodontales, dientes impactados, infecciones, lesiones mandibulares, etc.

Son cuatro ventajas clave son:

  • Proporcionan diagnósticos fiables. Evidentemente, son menos precisas que el TAC o el CBCT, pero son muy fáciles y cómodas de hacer. Por eso, se convierten en la solución ideal para hacer una primera exploración y para los casos en los que no haya que someter al paciente a tratamientos o intervenciones que requieran de imágenes con mayor detalle.
  • Dosis de radiación mínima: Como ya hemos indicado, la ortopantomografía es la opción que menos radiación emite – y con mucha diferencia - respecto a sus alternativas en tres dimensiones. Para verlo más claro, podemos decir que se estima que, en su caso, esta es entre 2 y 3 veces menor que la de la prueba CBCT, mientras que la de esta última es 75 veces inferior a la de un TAC convencional. Aunque todas ellas entran dentro de lo que se considera como seguro.
  •  Digitalización y evolución tecnológica de las clínicas: La digitalización es una necesidad para las clínicas odontológicas. Por eso, contar con equipos especializados en la realización de pruebas panorámicas y de tres dimensiones supone una revolución para los centros de atención, ya que estos pueden conseguir diagnósticos precisos y fiables de manera rápida y segura.  
  • Rentabilidad: Incorporar sistemas panorámicos dentales 2D y 3D requiere de una inversión inicial, pero su rentabilidad se aprecia desde el primer momento. La comodidad para el especialista y el paciente es evidente, lo que se suma a la posibilidad de ajustar mucho más los gastos, tanto como para llevar a cabo las pruebas diagnósticas como para adecuar los tratamientos.

En conclusión, con la ortopantomografía, los especialistas odontológicos disponen de una prueba muy accesible para realizar radiografías completas de la cavidad oral del paciente. En unos minutos y sin ningún riesgo para la salud, esta técnica les ofrece una imagen general y básica del estado de los dientes, mandíbulas y articulaciones maxilares. Algo tremendamente útil para tomar decisiones importantes para los pacientes, como la realización de nuevas pruebas o el inicio de tratamientos específicos.

 

Si te ha gustado este artículo, también te puede interesar: